Crisis de pánico

Se trata de un episodio de ansiedad aguda con miedo o malestar intensos, acompañada de alguno de los siguientes síntomas, que aparecen bruscamente y alcanzan su máxima expresión en los primeros 10 minutos:

  • palpitaciones o elevación de frecuencia cardíaca
  • sudor
  • temblores o sacudidas
  • sensación de ahogo o falta de aliento
  • sensación de atragantarse
  • opresión o malestar en el pecho
  • náuseas o molestias abdominales
  • inestabilidad, mareo o sensación de desmayo
  • sensación de entumecimiento u hormigueo
  • escalofríos o sofocaciones
  • percibir las cosas o percibirse a sí mismo de forma extraña
  • miedo a morir, volverse loco o perder el control

Test de Ansiedad 

Trastorno de Pánico

Se dan crisis de pánico repetidas, algunas de las cuales son inesperadas. Al menos una de ellas se ha seguido durante un mes (o más) de alguno de los siguientes síntomas:

  • inquietud persistente por la posibilidad de tener más crisis
  • preocupación por sus consecuencias, por ej., perder el control, sufrir un infarto, volverse loco, …
  • cambio significativo de comportamiento, relacionado con las crisis

 

Las crisis no se deben a los efectos directos de una sustancia ni a una enfermedad médica, ni pueden explicarse mejor por la presencia de otro trastorno mental (por ej. fobia social si las crisis aparecieses sólo al exponerse a situaciones sociales temidas). En algunas ocasiones, el trastorno de pánico se ve complicado con la agorafobia. 

 

Agorafobia

Aparición de ansiedad al encontrarse en lugares o situaciones donde escapar puede resultar difícil (o embarazoso) o donde, en el caso de aparecer una crisis de pánico o síntomas similares, puede no disponerse de ayuda.

Los temores agorafóbicos suelen relacionarse con situaciones como:

  • permanecer solo fuera de casa
  • estar en aglomeraciones
  • hacer cola
  • o viajar en autobús, tren o automóvil

Estas situaciones se evitan, se resisten a costa de un malestar o ansiedad significativos o se hace indispensable la compañía de un conocido para soportarlas.

 

Él ya vive Relajado 

“Hace casi seis años que padecía ansiedad. Antes había probado de todo… homeopatía, tratamientos de herbolario, psicólogos, deporte, piscina y nada.

Los ataques de ansiedad no desaparecían y muchas veces surgían de repente: en los momentos de más relax , cenando con amigos, de vacaciones, viajando…lo que mermaba considerablemente mi calidad de vida.

Al final, todo y que siempre he intentado evitarlo, decidí medicarme y prácticamente asumir que no había ninguna otra solución a mi padecimiento, a parte del tratamiento farmacológico. Entonces conocí por internet el método Wingwave® y decidí probarlo (finalmente no vendría de eso, pensé).

Lo que más me sorprendió es que trata el inconsciente y salen temas casi olvidados o que nunca hubiera pensado que podrían ser la causa de mi ansiedad . En sólo 3 sesiones corregimos lo que me producía mi ansiedad y estoy maravillado… Ya he empezado a dejar el tratamiento farmacológico y ni se me pasa por la cabeza que pueda padecer de nuevo un ataque de ansiedad (que los que lo han padecido saben lo angustiante que puede llegar a ser… como si se te fuese la vida por momentos).

Realmente funciona y estoy muy agradecido con este método y lo recomiendo de todas todas.”

Josep (Pineda de Mar)

¿Tú también quieres vivir Relajada?

Si te encuentras en alguna de estas situaciones y quieres superarla sin necesidad de medicarte,

te invito a que solicites una sesión de valoración gratuita conmigo.Tras

¡Gracias por compartirlo!
UA-113000173-1